Facebook Twitter Google +1     Admin

Retazos de mis amigos

"Mis amigos están donde tienen que estar lo demás me da igual"... Así dice la letra de una canción de Siempre así...

Y así lo acabo de experimentar de nuevo hace unas horas en una subida a la montaña para celebrar el cumpleaños de una amiga.

No sé para tí, querido lector, qué metáfora es buena para la vida, a mí me resulta acertada en este momento la de la montaña. Me encuentro literalmente, "subiendo la montaña", cuesta arriba, con esfuerzo, con el aliento jadeante; no sé si llegaré a cumbrear, y qué ganas tengo de hacerlo, cómo anhelo ver desde la cima lo que ahora me impide la costosa subida. Pero el tema de este post no es la vida, ni la subida, me he ido por otros derroteros, y yo estaba con la amistad... que hace más llevadera la subida.

Hay amigos de fin de semana, amigos para jugar al tenis, amigos de interés, amigos con los que ligas, amigos con los que compartes una inquietud, un hobbie, con los que te entretienes un rato... Todos estos genitivos y preposiciones adulteran la amistad. El amigo lo es, a secas, y lo es, porque "está donde tiene que estar", que es contigo, a las duras y a las maduras. Por eso, descubrir que los tienes y que ahí están, es un motivo de gran alegría y de profundo agradecimiento; ahí los tengo y palpo que los tengo porque saben estar. Es cierto lo que dice la canción, lo demás me da igual. Con mis amigos, puedo subir esta montaña de la vida que en ocasiones se hace agotadora, pero no lo es tanto porque gracias a ellos haces un parón en el camino, y paladeas un chorrito de tinto de bota y una rebanada de pan con chorizo...¡qué placer saborear la amistad!

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris