Facebook Twitter Google +1     Admin

La Dama de las camelias

 

La obra de Dumas junior, a diferencia de la de su padre, está cargada de una fuerza moralizadora, pretendida de modo positivo en La Dama de las Camelias

 

Dice Emilia Pardo Bazán: “No se trataba de arte; se trataba de ética, de sociología, de derecho, de reformas en e código civil”.

No hay en Dumas una revuelta contra la sociedad de su tiempo, más bien propugna una reforma moral,  una llamada a la fraternidad humana, al amor purificado entre el hombre y la mujer; ¿cómo hubiera debido se rpara que su infancia hubiese sido otroa (recuérdese que era hijo habido fuera del matrimonio legítimo de su padre); ¿cómo ligar mejor al hombre y a la mujer?, ¿ cómo proteger eficazmente al niño?, ¿ qué hacer para impedir que la joven sea seducida?, ¿ y para preservar al joven de los placeres fáciles…?...

 

La Dama de las Camelias está escrita en el marco del Segundo Imperio, del golpe de Estado de Luis Bonaparte. París se ha convertido en la capital de Europa, n la metrópoli del placer, no precisamente de la cultura, en la ciudad de la ópera y de la opereta, del baile, de los restaurantes, los grandes almacenes, las exposiciones mundiales… es el París de los grandes bulevares.

El éxito de esta obra es debido quizá a que trata un tema escabroso, el de la prostitutas y su rehabilitación ante la sociedad, pero lo trata de un modo tan delicado y ejemplarizante,  expone aquel mundo sin la crudeza de pormenores que habrían molestado a más de uno y de dos lectores, que cautiva al lector.

 

La novela empieza realmente hacia el capítulo VIII, en que Armando Duval relata la historia de sus relaciones con Margarita, desde que la ve por primera vez hasta que inicia sus relaciones como amante. Con la aparición del padre de Armando y la ruptura de los amantes, la novela cambia de ritmo y se convierte en un relato epistolar que revela la altura moral de la joven cortesana…

Dejo el resto al lector…

 

 

 

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris