Facebook Twitter Google +1     Admin

El doctor Jivago de Boris L. Pasternak

Impresionante novela que le valió a Pasternak el nobel de literatura allá por los años 30 del siglo pasado.

Pasternak destaca especialmente en poesía y, quizá por eso, El Doctor Jivago está lleno de lirismo. Hay fragmentos tan maravillosos que resulta complicado condensar en unas líneas las impresiones que me han porducido la lectura de sus páginas...

La historia es conocida sobre todo por la gran pantalla; yo no había visto la película pero recordaba parte de la música de la misma (preciosa). Dicen que la puesta en escena de grandes libros resulta fatal para la obra en cuestión. Yo discrepo de esta frase porque me he encontrado con auténticas obras de arte llevadas al cine como, por ejemplo, Cirano de Bergerac o algunos dramas de Shakespeare, especialmente, Hamlet (Meb Gibson). En el caso de Jivago no puedo decirlo...

Me parece una novela completísima, profunda, vital, donde el autor recrea la obra de arte dándole una forma espectacular. Los personajes principales, Yurei  Jivago y Lara Antipov, evocan dos almas gemelas, que se aman apasionadamente y muy a pesar de ellos (ambos están casados); esta situación, no les ahorra ningún sufrimiento, especialmente en el caso de Yurei, hombre sensible y espiritual, enamorado también de su mujer, Tonia, y atormentado por la idea de haberla dejado sola y embarazada. Por encima y profundamente entrelazada con la vida de los personajes, se atisba la convulsa historia de Rusia a comienzos del siglo XX, con una revolución comunista que pronto desvela sus engaños a almas espirituales y libres, como es el caso de "El doctor"...

- Hablamos lenguajes diferentes y, por mucho que discutamos, no nos enocntraremos nunca. Pero estoy pensando que con la violencia no se podrá conseguir jamás nada. hay que llegar al bien a través del bien...

- Creo que Tonia está encinta. Se lo he dicho. No comparte mi opinión, pero estoy seguro. Incluso antes de que aparezcan los síntomos menos dudosos no puedo equivocarme sobre los que le preceden. El rostro de la mujer cambia. No se puede decir que se afea, pero su aspecto, antes interiormente dominado y estudiado, escapa a su control. De ella dispone ya el futuro que saldrá de ella y ella no es ya ella misma. (...) En cada mujer que concibe se encuentra el mismo sentido de la soledad, de  abandono, de disposición tan solo hacia sí misma (...).

- desde hace mucho tiempo tengo la idea de que el arte no es la definición de una categoría o de un sector que comptrende una infinidad de conceptos y fenómenos derivados de éstos, sino, al contrario, algo restringido y concentrado, la designación del principio que entra en la composición de la obra, la designación de la fuerza que se emplea en ella o de la verdad elaborada. El arte no me ha parecido nunca un objeto o un aspecto de la forma, sino mas bien una parte misteriosa y escondida del contenido..."

Comentarios » Ir a formulario

wasantiya

Autor: Estela

Frases interesantes para pensar y comentar. No he leído el libro y la película la he visto de refilón en la tele de pequeña sin enterarme de nada, creo.
La banda sonora, sin embargo, es parte de mi infancia. La teníamos en cassette en casa y la poníamos mucho para bailar en los espectáculos que nos montábamos, principalmente con dos de mis hermanos, en lo que cada uno actuaba en una habitación oscura, enfocado por un flexo, y los otros dos hacían de público (y uno tb sujetaba el flexo). Qué tiempos... Siempre me han llamado los escenarios, sobre todo para cantar... vocación frustada y creo que no soy la única. ;)

Fecha: 16/01/2011 00:17.


Autor: dolores

sí, no eres la única, ya sabes, caraoque va, caraoque viene;estas navidades hicimos uno en casa, pero no es lo mismo, son más sosos...

Fecha: 20/01/2011 21:27.


Autor: Estela

Pues haber si hacemos uno con Auris y Merche, que seguro es divertido.

Fecha: 30/01/2011 23:09.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris