Facebook Twitter Google +1     Admin

Truman Capote y Niños en su cumpleaños

20110404171926-truman-capote.jpg

Ayer por la tarde, el autobús de las seis atropelló a Miss Bobbit. No sé muy bien qué decir al respecto; a fin de cuentas, ella sólo tenía diez años y sin embargo los de este pueblo no la olvidaremos. Y es que nunca hizo algo común y corriente, al menos no desde la primera vez que la vimos, y eso fue hace un año.

Fue precisamente ayer por la tarde en el autobús de las 6.30 donde leí esta pequeña obrita de 61 deliciosas páginas...

 Narra un año de vida de varios chiquillos en un pequeño pueblo en Alabama a mitad del siglo XX. Se celebra el cumple de uno de los chavales del pueblo cuando aparece una chiquilla de no más de 10 años, Miss Bobbit, una cría con  muchísimo desparpajo. Billy Bob, al verla, se queda enamorado, al igual que su amigo, Preacher Star. Los dos chavales se enfrentan por la conquista del amor de la chica hasta que, un autobús, acabará con la vida de Miss Bobbit... 

 Brevísima novela pero muy significativa en la literatura de Truman según he leído, en el sentido de introspección en su porpia infancia a través de estas recreaciones literarias.  Me ha recordado a sus cuentos de Navidad y a otro libro suyo, encantadoramente tierno: el arpa de hierba, donde refleja su infancia junto a dos curiosas tías en esos paisajes de la América profunda.

Precioso relato...

Comentarios » Ir a formulario

wasantiya

Autor: Estela

He leído algún cuento de Truman Capote y algún libro breve de autores norteamericanos del siglo XX que narran su infancia y aventuras, del tono del que hablas en esta entrada.

Siempre tienen una gran carga antropológica y de descripción de la sociedad del momento, interesante porque no suele aparecer así en las películas, y una forma de escribir muy apetecible. Pero también un tono melancólico que hace que una vez leído no tengas intención de volver a leerlo. ¿Te ha pasado eso a ti? Uno que sí volvería a leer es el Guardián entre el centeno.

Fecha: 08/04/2011 09:44.


Autor: dolo

Elguardián entre el centeno es un libro fabuloso, pero a mí también me hizo llorar (nada difícil esot último), es duro y tiernísimo...
No suelo releer los libros, es rarísimo que lea dos veces un libro, lo he hecho con obras clásicas....

Fecha: 08/04/2011 10:29.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris