Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2011.



Mi Camino de Santiago (I)

20110909204616-dsc03282.jpg

El 15 de agosto a las 10 de la mañana llegaba a Santiago de Compostela después de unos 27 días de camino desde Roncesvalles.

Me gustaría describir mis impresiones, o por lo menos algunas de ellas. Empezaré escribendo las etapas que he recorrido y después sentimientos, sensaciones, alegrías y tristezas que han ocupado parte de mi andadura.

Hace falta tener una fuerza, no sólo física, para concluir el camino, de buena gana me habría quedado a mitad en más de una ocasión... Es preciso estar bien físicamente para saborearlo, a pesar del cansancio... Es necesario contar con el apoyo, en tantos momentos, de los comañeros de viaje. Viene a ser una buena metáfora de la vida misma: la fuerza, es la esperanza que impulsa nuestros pasos, la salud, el deseo de cualquier ser humano y los compañeros nuestra condición social: "no es bueno que el hombre esté solo" (Génesis).

No sé la media en kilómetros que he mantenido, ni me importa. Sólo puedo decir que a partir del día 10 de agosto me propuse alcanzar la tumba del apóstol para la fiesta de la Asunción de la Virgen, el 15 de agosto. Esto tiene su miga, que intentaré explicar: en la vida hay que proponerse metas, pero creo que en el camino de santiago la meta es llegar, pero cuando disponga el de Arriba. Mi empeño por llegar el día de la Virgen hizo que cogiera una tendinitis de "caballo" dos días antes de besar el santo, porque estuve andando casi 50 km durante dos o tres días, ni lo sé... Una locura que no aconsejo a nadie... No disfruté tanto de los lugares, menos del paisaje, sí con la compañia, todo hay que decirlo. De hecho, la ilusión de entrar en la ciudad con dos amigos de camino hizo que me esforzara más de la cuenta...

Este fue el itinerario de mis etapas:

1.- Roncesvalles- Larrasoaña. 20 de julio

2.- Larrasoaña-Cizur Menor. 21 de julio

3.- Cizur Menor- Puente la Reina. 22 de julio

4.- Puente la Reina- Estella. 23 de julio

5.- Estella- Los Arcos; era víspera del 25 de julio. Por la noche, en el claustro, hubo un concierto de un cuartero de viento

6.- Los Arcos- Logroño. 25 de julio Al llegar a Logroño, nos dieron paella con vino tinto de la Rioja, ¡qué rico!

7.- Logroño- Nájera: inolvidable por un motivo. 26 de julio

8.- Nájera- Grañón. 27 de julio

9.- Grañón- Tosantos. 28 de julio; estamos ya en la provincia de Burgos

10.- Tosantos- Atapuerca. 29 de julio

11.- Atapuerca- Burgos . 30 de julio

12.- Burgos- Hontanas. 31 de Julio

13.- Hontanas- Frómista. 1 de agosto

14.- Frómista- Calcedilla de la Cueza. 2 de agosto

15.- Calcedilla- Sahagún. 3 de agosto

16.- Sahagún- Reliegos. 4 de agosto

17.- Reliegos- León. 5 de agosto

18.- León- Hospital de Órbigo. 6 de agosto

19.- Hospital de Órbigo- Astorga. 7 de agosto

20.- Astorga- El Acebo. 8 de agosto

21.- El Acebo- Cacabelos .9 de  agosto

22.- Cacabelos- O Cebreiro. 10 de agosto. Tuve que dormir a 13 ó 14 km, no hbía sitio. Nos llevaron al día siguiente al putno de inciio, es decir, O Cebreiros

23.- O Cebreiro- Sarria. 11 de agosto

24.- Sarría- Venta de Narón. 12 de agosto

25.- Venta de Narón- Melide. 13 de agosto

26.- Melide- Monte do Gozo. 14 de agosto

27.- Monte do Gozo- Santiago de Compostela . 15 de agosto!!!

Vía Ferrata de Sorrosal. Broto

20110928231434-dsc03553.jpg

Me estreno en la montaña!!!. Después del inevitable reposo que he tenido que hacer para curar la tendinitis, este domingo, POR FIN, he podido acercarme al Pirineo. La semana pasada estuve en la poza de Pígalo, en Luesia; fue un día superagradable pero no apenas andamos; eso sí, sé d alguno que se bañó con el agua helada un par de veces, yo fui menos valiente...

La ferrata de Sorrosal se empieza desde el mismo pueblo de Broto. Llegamos hacia las 10.45 de la mañana y sus calles nos recibieron con una feria de productos artesanales y ganaderos. 

 Es una vía relativamente reciente que nos permite disfrutar de la cascada y barranco de Sorrosal. El entorno de la cascada es peculiar por los pliegues y repliegues que encontramos y que nos hablan, supongo, de su historia "geológica".

Se sube por una "escalera" por la que accedemos al primer resalte y a partir de ahí vas hacia la cascada a través de grapas y clavijas hasta llegar al primer pozo. Atraviesas la cueva y te encuentras con la majestuosa cascada al fondo y atraviesas un puente para acceder al otro lado del barranco; a partir de ahí, queda apenas tres cuartos de hora para culminar la ferrata... Una experiencia muy bonita y emociante, sobre todo, porque era la primera vez que la hacía; espero explorar nuevas ferratas...



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris