Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Montaña.

Gabardiella: 1695 metros. Sierra de Guara

20140519094034-gabardiella.jpg

Una vez kkegamos a Arguis en coche, tomamos el desvío que se dirigie a la localidad del mismo nombre. Seguimos la antigua carretera y, cuando alcanzamos el túnel de la manzanera, tomamos la carretera que sale a nuetsra derecha hasta legar a Belsué. Unos cuatro Km después dejamos el coche en un pequeño rellano.

Es uno de los pocos picos de Guara que nos quedaba por hacer. Nos ha encantado. Además, una vez arriba, hablando con unos montañeros, nos comentaron que se podía hacer la ruta circular sin necesidad de volver por el mismo sitio. Salimos a las 9.40 y llegábamos al puente inicial a las 5.10 de la tarde, con cuatro paradas de 20 minutos cada una aproximadamente.

Desde la cima se ve un panorama de la sierra de Guara espectacular. Es llamativo además,la relativa soledad del recorrido que tanto gustamos los montañeros.

El día nos ha acompañado "gratamente", yo diría que ha sido la temperatura ideal, muy poco sol, ligera brisa pero sin llegar a molestar.  El único inconveniente es que había poca visibilidad  de los Pirineos y, según decía nuestro libro, el panorama, en días claros, es espectacular.

 




19/05/2014 09:40 wasantiya Enlace permanente. Montaña No hay comentarios. Comentar.

Tozal de Guara: 2077 metros de altitud

20130512093456-img-20130511-134322.jpg

Ayer subí por tercera vez al Tozal de Guara, el pico más alto que toma nombre de la Sierra que le acoge.

Como es sabido, las montañas tiene varias vertientes y puedes realizar diferentes ascensiones. En dos ocasiones había tomado la vertiende Sur que arranca en Santa Cilia. Ayer, decidimos ascender por la cara norte. Por la época del año en la que estamos, no hay nieve ni en la cumbre y se presentaba bastante apetecible.

En coche desde Zaragoza se tarda un poquito más porque tienes que adentarte hasta el valle de Nocito (de extraordinaria belleza con el pantano a rebosar) y dejar el coche en Used. A partir de ahí, entre senda y pista, asciendes sin dificultad hasta el refugio forestal de los Fenales, momento ideal para hacer una parada después de hora y media de subida y retomar fuerzas para el resto de la ascensión. El refugio está muy bien cuidado, y tiene cabida para trece personas aproximandamente. Cuando bajábamos, hacia las 6 de la tarde, nos cruzamos con dos montañeros que se dirigían allí para hacer noche.

 

La parte más dura para mí es cuando alcanzas la loma de Guara porque sabes que aún te queda  casi una hora para tocar la cima y ya estás cansado. Además, hasta este momento, la subida la haces rodeada de bosque, después prado y, el último tramo muy sobrio de vegetación.

La subida me ha gustado muchísimo más que las anteriores, esta parte de la Sierra es realmente bonita.

12/05/2013 09:34 wasantiya Enlace permanente. Montaña No hay comentarios. Comentar.

Peña Oroel (Valle de Aragón): Jaca

Subida realizada con Pili, Chema, Toño y yo.

Creía que iba a repetir pero me llevé una sorpresa; nunca había subido a Peña Oroel, pese a ser un clásico del Prepirineo.

Sencillísima ascensión, casi un paseo, por una paisaje relajante, rico en aromas primaverales y húmedos, porque había caído lluvia el día anterior...

De Talamantes a Purujosa: mayo 2012

20120526154245-19052012555.jpg

Talamantes es un pueblecito del Moncayo desde el que se hace una romería en el mes de mayo hasta la Virgen de Purujosa. Como Toño tenía un compañero de trabajo que la hacía cada año, nos decidimos esta vez los dos a hacerla a pie.

Desde Purujosa hasta Talamantes, pasas por las peñas de herrera alcanzando los 1500 mts desde los 900 en los que esta Purujosa. Tardamos unas 8 horas y alcanzamos un desnivel de unos 1110 metros,  según los dato del GPS de Toño. Creo que anduvimos unos 28 KM.

Hubo sol, aire fuerte y chaparrón incluído a la vuelta, para darle más emoción.

La ermita de Nuestra Señora de Constantín alberga una tradición según la cual, el propio Emperador Constantino alcanzó esas tierras, donando dinero para construir esa ermita, que está excavada en la Roca.

26/05/2012 15:42 wasantiya Enlace permanente. Montaña No hay comentarios. Comentar.

Vía Ferrata de Sorrosal. Broto

20110928231434-dsc03553.jpg

Me estreno en la montaña!!!. Después del inevitable reposo que he tenido que hacer para curar la tendinitis, este domingo, POR FIN, he podido acercarme al Pirineo. La semana pasada estuve en la poza de Pígalo, en Luesia; fue un día superagradable pero no apenas andamos; eso sí, sé d alguno que se bañó con el agua helada un par de veces, yo fui menos valiente...

La ferrata de Sorrosal se empieza desde el mismo pueblo de Broto. Llegamos hacia las 10.45 de la mañana y sus calles nos recibieron con una feria de productos artesanales y ganaderos. 

 Es una vía relativamente reciente que nos permite disfrutar de la cascada y barranco de Sorrosal. El entorno de la cascada es peculiar por los pliegues y repliegues que encontramos y que nos hablan, supongo, de su historia "geológica".

Se sube por una "escalera" por la que accedemos al primer resalte y a partir de ahí vas hacia la cascada a través de grapas y clavijas hasta llegar al primer pozo. Atraviesas la cueva y te encuentras con la majestuosa cascada al fondo y atraviesas un puente para acceder al otro lado del barranco; a partir de ahí, queda apenas tres cuartos de hora para culminar la ferrata... Una experiencia muy bonita y emociante, sobre todo, porque era la primera vez que la hacía; espero explorar nuevas ferratas...

Subida San Carprasio (Sierra de Alcubierre)

20110614215539-junio-2011papa-043.jpg

Ya que me siento incapaz de recordar la subida  a Acué hace tan solo dos semanas (cabecita), voy a poner dos líneas sobre esta otra que hice el sábado pasado. Fuimos Toño y yo; llegamos ¡en moto! a Farlete, pudimos ver (cosa extraordinaria según pude saber) la Ermita que está restaurada; nada del otro jueves pero se agradece la renovación, desde luego. Y desde allí subimos a San Carprasio. Mi amigo me había hablado de esta subida desde el mes de febrero y creo que ya tocaba, ¿no?. Se tarda en total unas cinco horitas, es, por tanto, muy llevadero. Para mí, lo curioso es el emplazamiento; se encuentra en la línea divisoria de monegros y sierra de Alcubierre y eso lo vas experimentando mientras subes, dejas la "estepa monegrina" (me acabo de inventar esta expresión), y te adentras en la sierra, no está mal. Es interesante husmear las ermitas que estás excavadas en la ladera de las montañas. Hay una "capilla" y una ermita convertida en un "comedor" fresquísimo, cosa agradable a más no poder cuando caminas por los monegros a unos 24 grados. Hicimos unos 16 kilómetros

El Turbón: 2492 mts. Febrero

20110324230054-dsc02673.jpg

Esta subida tiene ya historia, la hice hace casi un mes. De las mejores de este año, junto con Monte Perdido.

Equipo: Miguel Angel (guía, buen guía), Rafa, Jesús, Pepe. También vinieron Pablo y su novia pero no subieron casi.

El día fue extraordinario, nunca mejor dicho porque fue el único lugar del Pirineo con buen tiempo, excepcional, diría yo.

Pasamos la noche del sábado en un Hostal  en Vilas del Turbón, a unos 50 metros del Balneario. Nos recibieron con todo tipo de atenciones. No teníamos sensación de Hostal. Cuatro primeros, cuatro segundos, cuatro postres y un desayuno "de montaña" eso, en opinión de unos, otros decían que con ese desayuno a ver quién se levantaba para andar... En fin, lo recomiendo vivamente.

Ruta:http://www.pirineos3000.com/servlet/DescripcionAscension/MONTANA--Turbon--IDASCENSION--615.html

 

En verano creo que es mala fecha porque se te "seca el cerebro", ni una sombra, ni una gota de agua...

Monte Perdido y Cresta de Balced

Estamos en noviembre y parece que hubiera cogido tirria a la montaña porque tengo la sección abandonada.¡Nada más lejos de la realidad!

Podría haber tenido alguna escapada más, pero a veces la obligación se impone a la devoción o al placer, y las necesidades de la familia han pesado más... ce la vie...

En septiembre estuvimos, POR FIN, en Monte Perdido. Lo conseguimos las cuatro, a pesar de los pesares, no todas estábamos en la misma forma física ni psíquica, que no hay cosa peor que no querer subir para hacerlo a contracorriente y mal. Aprendamos la lección, equipo, y nunca más forcemos a subir un 3000 cuando  se está de nones...

Fotos y descripción en hollando cimas.

Octubre es un mes especial, además de ser mi cumpleaños, la Naturaleza nos regala un sin fin de tonalidades mires donde mires; es, sencillamente, delicioso. He subido dos veces a Guara con dos amigas diferentes, Marian e Isa (Tortuga). Con las dos he disfrutado y el desnivel es tan ligero que casi podríamos decir que hicimos senderismo por la Cresta de Balced. Hablamos subiendo y bajando, es decir, subida de ligerísimo desnivel. En la primera nos encontramos con uno de los maratones de turno, una pena porque resta encanto al camino. En la segunda, soledad casi total. Nos acompañó algún buitre leonado?

 

 

Pico de la Garganta e Ibón de Anayet

20100629230348-p1000620.jpg

Última subida la semana pasada. Divertida y bonita; curiosísimo paisaje invernal en pleno mes de junio.

La descripción de la subida la podéis leer en el blog de mi amiga Estela, Hollando cimas, cuelgo una fotito para dejar constancia de la misma...

29/06/2010 23:03 wasantiya Enlace permanente. Montaña No hay comentarios. Comentar.

Moncayo (2315 m.) 23 de mayo de 2010

20100524175208-p1000340.jpg

Llevo un mes sin narrar mis subidas  a la montaña; parte de la culpa la tiene "la pereza", esa comodona que se esconde dentro de cada uno de nosotros, en mayor o menor medida. De todoas formas, no todo es culpa de doña pereza,  mis amigas de equipo tienen unos bolgs estupendos donde describen las mismísimas ascensiones que yo, ergo, para qué escribir dos veces...

Esta subida no ha sido lo que se dice..., masiva; sobre todo, si  la comparamos con la del domingo anterior a Punta Espata, en la que creo alcanzamos la decena...  Al Moncayo subimos Isabel y yo


Salida como siempre a las 8.30 desde el pincho. Tardamos un par de horas, y eso que yo pensaba que estaba más cerca. Empezamos la subida a las 11.00 a.m. unos 20 minutos antes de llegar al  Santuario del Moncayo, situado a 1.620 metros de altura. El Santuario es un edificio grande, con bar y restaurante. Para llegar al Santuario la ruta habitual es Tarazona-Agramonte. El último tramo es de pista, que conforme se asciende, va empeorando. En las pequeñas paredes de granito situadas tras el refugio hay algunas vías de escalada.

El camino es evidente durante todo el recorrido; además, está concurridísimo. Varios carteles y mapas nos dan una idea de la subida. Un tiempo razonable para una subida tranquila es de unas dos horas; los montañeros habituados necesitarán menos tiempo.

La ruta asciende por el pinar de forma mantenida pero sin grandes repechos. A partir de una altura de 1850 m. los pinos van dejando paso a pedreras y zonas de matorral de montaña.

Así llegamos a un cruce, con un poste indicativo: siguiendo hacia delante, entramos en el circo glaciar, pero optaremos por el camino de la izquierda, que remonta en zigzag la enorme ladera pedregosa que cierra el circo a este lado.

Sin niebla, el camino resulta evidente, está bien marcado entre las piedras y señalizado también con hitos.

Desde allí, giramos a la derecha y tras un breve descenso, retomamos la última rampa que suavemente asciende a la cima del Moncayo (2315 m.), donde unos semicírculos de piedra nos facilitan la estancia protegiéndonos del viento. Las vistas son impresionantes; tuvimos suerte aunque el día no estaba totalmente nítido; eso sí, el viento era más que soportable, cosa rara desde la cima del Moncayo.

Oturia: 18 de abril de 2010

20100419220454-img300.jpg

Equipo: Estela, Merche, Remei, Pedro y Dolores

Domingo 18 de abril. Salimos de zaragoza a las 7.40 a.m. Recogimos a Pedro en Huesca  y seguimos hacia Yerba de Basa.

Tiempo: tuvimos suerte porque la meteorología predecía nubes y claros según nuestro amigo Jorge, ejem; según Remei, la meteo "oficial" anunciaba un 80% de precipitaciones. Por suerte, Jorge acertó y el día fue estupendo; es más, si hubiese hecho sol lo habríamos pasado mal en algún tramo que otro. El único momento en que nos llovió fue cuando comenzamos la bajada pero apenas molestaba, fue suave y no muy persistente...

Casi al salir nos encontramos con la desagradable sorpresa de una especie de maratón de 700 participantes. Flipante... Subían la ermita de Santa Orosia. Como curiosidad, me encontré corriendo a un compañero de trabajo, Luis; Pedro también se encontró con un amigo de Granada que corría...

Como tuvimos que dejarles paso, empezamos a subir a las 9.45 a.m y llegamos a la cima a la 1.10 p.m. ¿Me equivoco?

El camino me ha gustado muchísimo. Nos habían dicho que el primer tramo era feo. No lo percibí así, pero es verdad que con la "puyada" estaba bastante distraída. A mi juicio, la pendiente es muy suave y viariada (pradera con pinos, espesos matorrales de boj, acebo, flores primaverales, etc) durante todo el trayecto hasta los 200 últimos metros que fueron "campo a través" y hacia arriba sin compasión.

Me pareció espectacular la vista de las ermitas ruprestres y la preciosa cascada...

Creo que tardamos dos horas y media en bajar. Nos tomaos un buen café caliente en una cafetería, ¿en "la" cafetería?, no  me fijé si había más pero era acogedora y rústica, con unas vistas del entorno envidiables...

No me da tiempo a escribir nada más. 

Pico Peiró. 11 de abril de 2010

20100412160302-p1090971.jpg

Unas breves líneas para consignar la subida que hemos hecho hoy. Equipo: Merche, Isabel y yo. Estela se ha quedado en tierra, junto con Remei. Iba a venir su hermano pero finalemente no ha podido.

La hora de salida prevista se ha cumplido: 8.30 a.m después de escuchar Misa en el Carmen. El coche ha sido mi fiel toro sentado, que se resiste a abandonarme, y yo se lo agradezco, buen chico...

Una vez llegamos a Arguis, cogemos el desvío hacia Bentué de Rasal y ya aparece señalizado. A las 10.30 empezamos a subir haciendo cumbre a las 11.45. a.m.

En cuanto a la meteorología, hizo sol durante todo el trayecto. El aire corría fresco, pero sin mucha fuerza en la cresta del pico y su collado.

Desnivel: 474m
Altura punto de partida: 1112m
Altura punto de llegada: 1586m

Itinerario:

Partimos de la Collada da Barza, 1112m y bien pronto empieza lo divertido, la buena sudada, la senda asciende en un fuerte repecho , entre boj y pinos;  al cabo de 25 minutos, la senda pierde inclinación para hacer un llanote internándose en el barranco y llegamos al bosque de las Hayas, precioso, lleno de hojas secas por el suelo.

Seguimos la marcha, enseguida salimos del pequeño bosque de hayas y por senda siempre muy bien marcada ascendemos por la derecha de un barranquillo que baja del collado, en escalones, llegamos al collado desviándonos unos metros de la senda, bebemos agua y hacemos unas fotillos del último repecho que queda. Ni rastro de nieve...

Después de un trago de agua y charlar, continuamos la marcha encaminándonos a la cima, a la que se llega por una brecha prolongada. Hace mucho calor, pero que con la ayuda del aire se está bien. Nos sentamos un buen rato intentando descifrar el majestuoso Pirineos, no lo conseguimos pero, por suerte, nos encontramos con una familia que sí sabía bastante y nos estuvo transcribiendo todo: Monte Perdido, Marboré, El salto de Roland, Tayllon, Garmo Negro, etc, etc...Qué suerte la suya, y la nuestra por enontrarlos. También se veía a la izquierda Gratal, Pico del Águila, el pantano de Arguís, brillante y precioso...


A la 1 p.m. comenzamos el descenso, haciendo todo a paso normal y el tramo más empinado de senda corriendo, para darle un poco de emoción ... Al llegar a la pista de nuevo, giramos a la izquierda y por la pista que desciende en 10 minutos llegamos al coche. Aproximadamente es la 1.45.

Aún tuvimos ganas para coger una ruta alternativa que nos acercaba más al Pirineo pero desistimos por el calor que hacia y, sobre todo, porque queríamos bebernos una cerveza fría y comer un poco, que teníamos hambre. Decidimos volver después de una hora de caminata y parar un rato en un bar de Arguís bastante barato, la cerveza a 1.30 euros. ¡Otro disfrute!

Buen día, buena compañía.

La semana que viene más...

Las fotos las veremos en el blog de sruferilla: comando tortuga

 

Peña montañesa y el comando tortuga

20100307182931-imagen037.jpg

Creo que el título merece una explicación. El sábado pasado fue un día grande, porque asistimos al bautizo del comando tortuga. Sí, sí, el e comando tortuga inició su andadura por los Pirineos con la esperanza de poder "rebautizarse" como comando "liebre" si la práctica habitual del montañismo se lo permite...

La salida está descrita por mi colega "Auris" en su blog, que ahora les ha dado a todas por hacer un blog; sólo queda Merche, que ejerce pero de verdad como comando "tortuga", nos alegrará verte por el terreno digital con tu flamante blog pirenaico... El caso es que por fin subiríamos la peña Montañesa después de dos o tres intentos fallidos, in radice, o sea, que no llegamos a irnos por motivos que no vienen al caso. Estábamos con ilusión, y como dice un bloguero, no solo de tresmiles vive el hombre; Peña Montañesa tiene un buen desnivel y presta su suelo en cuaqluier época del año. La ilusión fue decayendo cuando perdimos el mojón y el tiempo se echaba encima cuando aún no habíamos hecho cima. Todas tuvimos que hacer un pequeño acto de humildad, porque hemos subido montañas mas díscolas sin grandes contratiempos. Iba yo cabilando esto mientras intuía que "iba a ser que no" ; cuando pensé en un grupo de montañeros que son como cabras montesas y que describen su itinerario y el tiempo que tardan en hacerlo; el grupo en cuestión se denomina "comando croqueta", seguro que los montañeros que gozan del Pirineo lo conocen... Como nosotras siempre calculamos un par de horitas más que los croquetas, decidí que bien podríamos llamarnos "tortugas", y así hice partícipe a mi equipo de la genial ocurrencia. Hubo sus más y sus menos; Isabel y Merche se reían, yo lloraba de risa, estaba floja, y Estela, la liebre, nos hizo notas que no compartía para nada mis comentarios. En honor a la verdad, es una experta montañera que capitanea nuestro grupo sin cansancio y con muuucha paciencia...

Auris, esperamos ver pronto el anagrama prometido en tu blog y en nuestras camisetas... qué ganas de la próxima

Sábado de Nordirc Walking

20100220190246-nordic-walhong.jpg

El plan inicial para este fin de semana iba a ser subir la Peña Montañesa el domingo, porque Estela y Merche tenían un seminario el sábado por la tarde. Según nuestro "hombre del tiempo" el domingo iba a hacer pésimo. Así pues, retrasamos nuestra subida al fin de semana que viene pero éste, algo queríamos hacer. Cada uno se descolgaba con ideas más o menos variopintas: yo proponia montar a caballo en María de Huerva, Surferilla quería ir al Moncayo, Estela a Guara "rápidamente"; Remei optó por subirse el viernes con Ruth y hacer la subida el sábado por la mañana y Merche propuso hacer una marcha nórdica con el club de montañeros de Aragón. Fijaros en su poder de persuasión que, a pesar de ser el punto de encuentro el cementerio de Torrero y llegar como meta al "perdedero" de "qué me se o", nos unimos a su plan, dejando de lado nuestras propuestas. Resultado, una jornada de cuatro horas de nordic walking  acompañadas de unos 40 montañeros de diferentes edades. Durante el trayecto, Pedro, jefe de expedición, nos puso al corriente del este deporte para mí deconocido hasta el día de hoy pero con muchas posibilidades. Os dejo una web por si estáis interesados en descubrirlo y practicarlo, más fácil, imposibile, sólo hacen falta dos bastones y ganas de andar a paso ciertamente ligero

http://www.marchanordica.com/tecn_2.php

Sarsamarcuello y mirador de los buitres

Ha sido nuestra última salida, la semana pasada. Estaba el equipo completo: más Concha, menos Remei. Te echamos de menos "Remi".

Como el tiempo no está para bromas, después de las últimas noticias de montañeros fallecidos, decidimos hacer algo sencillo para pasar el día al aire  libre. Una ruta circular con un pequeño repecho de unos 200 metros de desnivel, nada más. Me encantaría que Estelius completara la ruta porque yo no estoy muy ducha en el tema. Ella es quien lo propuso.

Por la carretera que une Ayerbe con Loarre; un par de kilómetros antes de este lugar; y enfrente del desvío al pantano de Las Navas, sale un ramal a izquierda que nos lleva a Sarsamarcuello. Atravesando el pueblo y siguiendo serpenteante pista ascendente hacia el noroeste, llegamos a la impresionante situación del castillo de Marcuello.

Desde su plataforma,  se ve gran parte de la Sotonera, la entrada del Gállego en la misma a través del portillo del que forman parte los Mallos de Riglos. Vimos la ermita de San Miguel  de la que subsiste cabecera y primer tramo de la nave, románica del XII. Junto a ella, la pista sigue hacia el este, al "mirador de los buitres", con espectaculares vistas sobre los mallos de Riglos. En el Mirador  acaban de finalizar las obras de adaptación a este espacio para las personas; gracias a ellas se convierte en un referente del turismo ornitológico... que se lo digan a Concha

El castillo, se construyó a mediados del XI, y fue reformado por Sancho Ramírez. En la actualidad a duras penas se resiste a venirse abajo el lienzo norte de su torre. Quedan vestigios del recinto; y al sur de la torre, se conserva la iglesia del castillo; con aspecto en su cabecera sobrio y defensivo; como un cubo de muralla. Muy retocada en el XVII, conserva una interesante cripta.

 

El resto del recorrido se lo dejo a Estelius, me pierdo con el nombre, pero mereció la pena. Las fotos de nuestra "sulferilla" también las dejo para mejor ocasión

¡hasta la próxima montañeras!

Casi no llegamos al Garmo Negro

20091027203513-dscf2739.jpg

Hicimos noche en Jaca el 24 de octubre; tuvimos la suerte de coincidir con el día de cambio de hora, con lo cual, el madrugón no fue tan costoso. Partimos del Balneario de Panticosa (1.650), del refugio de montaña Casa de Piedra. Eran las 7.45 a.m. Una senda remonta en zigs-zags la empinada ladera por la orilla dch. de las cascadas.

Pronto alcanzamos  una suave pradera, atravesando los pastizales en amplio zig zag. Seguimos al lado del riachuelo hasta llegar a Majada Alta, esto se nos hizo bastante costoso, no sé si nos pilló especialmente cansadas y con falta de entrenamiento. El caso es que el pobre Rafa hizo grandes esfuerzos para  dirigirnos hacia el barranco de las Argualas.

   El paisaje de la mayoría del recorrido es magnífico cuando vemos el punto de partida, allí abajo, y como no observando el camino en zig zags del Barranco de Brazato que asciende hacia los ibones del mismo nombre de forma vertiginosa.

Cuando llegamos a los 2.650 mts la pendiente se hace ostensiblemente más dura hasta la llegada a una especie de collado que separa el Garmo Negro de Argualas. Suavizándose la pendiente seguimos una senda marcada por el paso de tres montañeros que nos adelantaron y antes de llegar al col. de Argualas  giramos a la derecha hasta llegar  sin problemas a la cumbre de Garmo Negro (3.051), daban la 1.15 p.m.; nos quedamos con las ganas de ver el panorama   que nos rodea, como los majestuosos Picos del Infierno o los  lagos que tenemos a nuestros pies, los ibones de Pondiellos. No vimos desde la cumbre más allá de nuestras botas y nuestras caras, el paisaje, de nuevo, fantasmagórico. Eso sí, llegamos, que era importante para nuestra autoestima.

A pesar de este final tan poco vistoso, como he apuntado antes, las vistas que tuvimos durante gran parte de la ascensión son inmensas; no me atrevo a nombrar  lo que vimos porque temo meter la pata, pero Rafa fue haciendo un recorrido de todo lo que teníamos ante nuestra mirada. A pesar de la foto de cumbre, no pasamos nada de frío, hacía un día cálido a más no poder, agradecimos el ocultamiento del sol porque no lo habríamos aguantado.

Increible mirador de del valle de Panticosa, Arratille, Batáns, Baciás, Embalse de Bachimaña , Bramatuero, Brazato, etc y el magnifico Vignemale. Por supuesto la vista de los Picos del Infierno es impresionante así como la zona del Balaitoüs.

Ascensión al Posets (Julio 2009)

Aprovecho cinco minutos de receso del estudio para escribir las impresiones y vivencias de la última ascensión a un 3000: el Posets. Se encuentra en el Valle de Eriste, en Benasque. Pasamos la noche del sábado en el refugio de Orús y comenzamos la subida a las 6.15 de la mañana.

Gracias al buen hacer del equipo, pudimos encontrar una Misa el sábado a primera hora de la tarde, cosa francamente difícil. Para los amantes de la montaña y de la eucaristía, cultivar estas dos querencias no siempre resulta posible. El caso es que a Remei no se le pone nada por delante y consiguió que un tal Don Miguel nos celebrase "misa a la carta", en concreto a las 3.45 p.m. Allí estábamos, en el centro de un santuario situado en lo alto de la montaña, celebrando con Jesucristo su pasíón, muerte y resurrección. Tuve ocasión, gracias a la breve homilía, de saber que el Papa ha decidido dedicar un año a los sacerdotes; me alegró,ciertamente, la Iglesia está necesitada de más curas y de la renovación interior de muchos de ellos...

Con estas intenciones llegamos al refugio alrededor de las nueve de la noche, a punto de plegar la mayor parte de los montañeros para descansar el sueño de los justos. Por suerte, pudimos hablar con unos y otros para hacer nuestras previsiones: levantada, climatología, etc. Paso un tupido velo por el "memento noctae", breve y movido donde los haya: tuvimos un dueto de Wagner, paseíllos rocieros al cuarto de baño, visita inmisericorde de  tormentas sonoras... Total, que a las 5.30 una menda se resistía a plegar el saco con una serie de argumentos tan poco convincentes que, aún no habían pasado cinco minutos, cuando me encontraba con el resto de mi equipo en la mesa, desayunando  y dispuesta para salir.

La subida fue preciosa, aunque el día no acompañaba demasiado. Disfrutamos mucho del paisaje, especialmente la "canal", cubierta por completo de nieve y con unas vistas en nuestras espaldas espectaculares. La cima no se veía porque el día estaba con neblina. Fue muy grato caminar junto a 11 montañeros que hicieron de buen samaritano siempre que hizo falta y con los que pudimos compartir calcetines, comida, guantes y mucha conversación...

Tardamos poco más de 4 horas de subida. No hay un sólo tramo llano, es literalmente cuesta arriba de principio a fin. Como siempre, la última hora de bajada fue para mí lastimosa: pinché y se me iban las rodillas, con lo cual, tuve que hacer esfuerzos ímprovos con los brazos para moverme con los palos: Miguel Angel, con quien hice parte de la bajada, me recomendó ponerme rodilleras, ocsa que haré en la próxima ocasión porque, como suelo repetir casi proverbialmente: no estoy cansada, sólo  me bailan las rodillas y.. ¡no sé por qué! 

 

Aneto

20090509233015-cimg9197.jpg

Es la subida más fuerte que he hecho hasta la fecha. Para un experto montañero puede resultar un tanto jocoso pero para mí  fue una ascensión cargada de emotividad y de reto. Mi equipo me encontraba de baja, no daban un real por mi capacidad de subida. Probablemente me picó el orgullo y dije que iba, sí o sí, y así fue. Para regocijo mío y de mi equipo, todo hay que decirlo, fui la primera en cumbrearlo un inestable día del mes de agosto

 



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris