Facebook Twitter Google +1     Admin

Desayuno en Tiffany's

Era una noche clurosa, casi de verano, y Holly llevaba un vestido fresco negro, sandalias negras, collar de perlas. Pese a su distinguida delgadez, tenía un aspecto casi tan saludable como un anuncio de cereales para el desayuno,  una pulcritud de jabón al limón..."

Así describe Capote a la protagonista de su novela.  Este relato elato gira en torno a la vida de la casquivana Holly Golightly: sus idas y venidas al tocador de señoras para ganarse unos dólares, las fiestas en su piso, y un indiscutible encanto personal que hace que los hombres la adoren. Pero la novela habla también de desarraigos, de soledades vividas bajo esa fachada de vida social. Esa vida que Holly plantea transcurre por la provisionalidad más absoluta, sin pasado ni futuro. Así, vive asaltando el presente, subsistiendo de propinas, fumando "picayune" y visitando de vez en cuando, "Tiffany’s", un lugar donde según ella, " nada malo puede sucederme ". En ocasiones, además de enviar sospechosos partes metereológicos a un gángster de Sing-Sing, Holly toca la guitarra en la escalera mientras deja secar su pelo, y su gato sin nombre, símbolo de la ausencia de raices, duerme instalado en su hombro. 

Dicen que este es de los mejores personajes de Truman Capote; sin embargo, a mí me han gustado mucho más los protragonitas de sus cuentos de Navidad, por ejemplo.

Aunque fisicamente le hubiera gustado que Marilyn, su adorada amiga, interpretara a su personaje cuando la novela se adaptó al cine bajo el título "Breakfast in tiffany’s" (desayuno con diamantes en España) la productora decidió escoger a Audrey Hepburn, cuya elegante imagen -un sencillo vestido negro, collar de perlas y moño alto- crearía estilo hasta hoy e inauguraría la comedia sofisticada de la década de los sesenta. El escritor, sin embargo, no estaría contento con el resultado acusando a Hepburn de suavizar el personaje para no perjudicar su propia imagen pública; puede que tuviera razón Capote, pero yo se lo agradezco a la Hepburn, me gusta más la película que el libro; quizá desde la perspectiva actual el comportamiento de Holly no escandalizaría a nadie (o quizá sí), pero en los años sesenta sí:  la permisividad moral de Holly, su conducta liberal y su alegría de vivir (aunque en el fondo escondiera un problema de soledad) tal vez pudieran leerse pero no "verse" en la pantalla. Porque tal y como confesó Hepburn años después, " en aquella época no todos los diálogos de la novela podían reflejarse en la película".
5596-11 Breakfast At Tiffany’s Audrey Hepburn5596-1 Breakfast at Tiffany’s Audrey Hepburn, George Peppard, John McGiver5596-7 Breakfast At Tiffany’s Audrey Hepburn, George Peppard, Martin Balsalm 5596-9 Breakfast At Tiffany’s Audrey Hepburn

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Estela

No sabía que la peli estuviese hecha a partir de un libro de Capote... lo que aprende una con wasantiya, el mejor blog del mundo!!!

Fecha: 18/05/2010 23:39.


gravatar.comAutor: Auris

Si te digo la verdad, conozco la la peli, pero no la he visto nunca!! Por lo que dices, parece emocionante! Ya tenemos otra excusa para hacer una cena y luego peli! jajaja... wasantiya! tengo ganas de hacerte una cima echandote la siesta en la cima del kilimanjarooooo!! jajaja, estaria bien, e?! jajaja principal de facebook!

Auris

Fecha: 20/05/2010 19:20.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris